Queridos colegas, hago este llamamiento para todos aquellos que como yo trabajáis en una organización que no está dedicada exclusivamente al medio ambiente, sino que formáis parte de un departamento que es uno más dentro de una pequeña o gran organización. Dicho departamento no suele llamarse "Departamento de Medio Ambiente" sino que, a pesar de ser el área fundamental en la que trabajáis, y que le dedicáis casi el 90% de vuestro trabajo, recibe nombres como: Departamento Técnico y de Medio Ambiente, Departamento de Sistemas, Departamento de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente, Departamento de Energía o cosas mas rimbombates, etc. etc.

Y es que cada día me siento más frustrada cuando me doy cuenta de que soy el último mono en mi empresa, cuando hay que prescindir de alguien, se prescinde del departamento de medio ambiente, al departamento de medio ambiente nunca se le pregunta nada antes de hacerlo, sino que se encuentra con los marrones una vez ya no tienen solución, a nadie le importa si andamos escasos de recursos, total el medio ambiente es algo accesorio para dar buena imagen, los trabajadores son ecologistas venidos a mas y por tanto su formación es de técnico y se acabó, es muy difícil que un ambientólogo llegue a ser director de nada, si no es también ingeniero y por supuesto el Director de Medio Ambiente, antes que un ambientólogo será un ingeniero, economista, abogado o cualquier otra formación "mejor considerada" que la de ambientólogo. Otro "extraño suceso" que suele ocurrir en el área de medio ambiente es la lluvia de marrones que no quiere nadie, que hay que tramitar una subvención de lo que sea, a medio ambiente, que hay que organizar un papeleo de lo que sea, a medio ambiente, que hay que asistir a una jornada sobre cualquier cosa y que todo el mundo pasa, a medio ambiente. Somos como un cajón de sastre donde cabe todo, multitarea y multifunción, pero eso sí, seguimos siendo el último mono... el último al que se le dan privilegios, el último al que se le compra un ordenador nuevo, el último a que se le sube el sueldo (si es que si quiera se lo plantean) y el último al que se le pregunta nada...

En fin, que hoy me siento como siempre en mi empresa, el último mono... mi departamento debería llamarse "Departamento de marrones varios y últimos monos"

Saludos