El uso responsable de los recursos del planeta es cada vez uno de los temas de conversación más recurrentes en el tema de la política energética. Cada vez es se muestra más la necesidad inminente de basar nuestra economía en fuentes de energía limpias y sostenibles.
La energía solar procede del sol y nos llega en forma de luz, calor y rayos solares. Podemos recoger esta energía mediante dos técnicas diferentes: la convección térmica y la fotovoltaica.
Sin embargo, esta fuente tiene una clase de ventajas e inconvenientes a tener en cuenta.
Entre sus principales ventajas:

  • Energía limpia, gratis e ilimitada.
  • Inversión inicial asequible.
  • Muy adaptable

Los principales inconvenientes son:

  • Difícil de almacenar.
  • Depende de la intensidad solar.
  • Ocupa una gran superficie.

En resumen, desarrollar una economía basada en energías limpias y sostenibles debe de convertirse en una prioridad si no queremos llegar a un deterioro ambiental irreversible.

Un saludo.