Apúntate al curso de
+ Responder al Tema
Resultados 1 al 3 de 3

Repulsa moral

  1. #1
    Usuario Verificado
    Fecha de ingreso
    22 sep 15
    Mensajes
    5
    País
    España
    C.Autónoma
    Andalucia
    Universidad
    Universidad de Cadiz
    Medio Ambiente


    ¿Mensaje Útil? | No

    Predeterminado Repulsa moral

    No sé dónde me llevara esta reflexión de la cual saco un gran dilema que concierne mi moral y remuerde mi consciencia.
    Me defino como un conservador no en el sentido de la persona que quiere volver a una idea de orden tradicional, autoritario, tutelado religiosamente y con contenidos clasistas si no del lado ecologista, que pretende mantener una armonía eco-sistémica, al cual le estremece la situación actual tanto los repercutidos efectos del cambio del clima como las diferentes aberraciones contra la diversidad en los diferentes lugares del mundo sin importar la etnia cultural, religiosa más o menos desarrollada que las lleven a cabo.
    Mi gran dilema surge cuando entrando en política...
    Mi posicionamiento esta desplazado a la izquierda burdamente hablando como consecuencia de que era el lado al que se sentaban gente con ideas socialistas/comunistas en la asamblea se reunió en Versalles, Francia en mayo de 1789. Aunque en España nunca ha habido en el poder una izquierda clara y definida siempre ha estado bajo seudónimos de Partido obrero, partido del pueblo, partido laborista, partido popular pero dentro de un sistema, que aunque se suele decir que es el que contenta a la mayor parte de la población, creo que ha sacado bastantes objetores estos últimos años a los cuales me sumo.
    Como dijo Aristóteles “Si hubiese un pueblo de dioses su forma de gobierno sería la democracia pero un gobierno así, tan perfecto no conviene a los hombres” La experiencia nos dice que este es un tipo de gobierno más teórico que práctico
    Existen grandes conflictos evidentes que hay que ser capaz de politizar y afrontar, bajo mi punto crítico de vista, la verdadera izquierda es utópica es una manera de describir un estado el cual ha de estar implicado con el mayor número de sectores sociales protegiendo y salvaguardando los intereses de las minorías sin afectar notoriamente a los derechos de nadie.
    Mi dilema comienza cuando dentro de ese nadie incluyo a todos los seres de este planeta, a cada una de las especies que han sido capaces de colonizar este planeta, prevaleciendo por supuesto las adaptadas K-estrategas que fundan las bases tróficas de ecosistemas más antiguos que el origen de nuestra propia especie, y favoreciendo a especies que generan un notorio estado simbiótico con nuestra especie ya que contribuyen al mantenimiento de un estado natural sano y obtención de recursos nutritivos así como garantizarnos una plena armonía natural y climática.
    Llevan tiempo haciendo eco todos los problemas medioambientales creando inquietudes entre muchos colectivos, formando plataformas, organizaciones y cada vez más actuaciones implicadas. Pero creo que cada vez está más cerca la irreversibilidad y que simplemente maquillamos un problema con un deterioro creciente.
    El término desarrollo sostenible surge en la cumbre de Rio de Janeiro en 1992 y se vuelve una moda, un objetivo, un marco a partir del cual se crean proyectos atractivos como puede ser “Samso” en Dinamarca o múltiples ejemplos que se inundan de esta moda que lleva consigo una corriente con legitimidad carismática entre la mayoría de la gente.
    Algo que me llamo la atención bastante y que me hizo replantear ciertas hipótesis fue que en el norte de Europa donde cambiando las latitudes las políticas medioambientales son más severas, tiene políticas más conservativas, pudiendo llegar hasta ciertos matices xenófobos.
    Pero volviendo a ser críticos el desarrollo sostenible es un oxímoron que no tiene por dónde cogerlo porque el “desarrollo” de nuestra especie en nuestra sociedad viene definido como la capacidad de aumentar el producto interior bruto del país por lo que un país que produce más pierde sostenibilidad hay casos puntuales a pequeña escala en los que se podría denominar desarrollo sostenible, pero desgraciadamente se prostituye este término para vender un crecimiento económico como sostenible y simbiótico con el medio que lo hace medioambientalmente viable.
    Nunca se ha descubierto tanto de nuestro planeta, nunca ha habido tanta abrasión como hoy en día partiendo del origen evidente de que nuestra especie es la que ha desplazado severamente los nichos ecológicos del resto de especies y ha causado efectos críticos en diferentes medios, aunque todo de forma natural porque las acciones antropogénicas siguen partiendo de un origen natural del cual una especie dominante adquiere capacidad de colonizar extrema.
    Mi cuestión/dilema surge cuando veo que nuestra especie crece de forma exponencial y por primera vez supera los 7 mil millones de especímenes vivos en el planeta y estadísticamente va a más. Aunque solo mil millones viven dentro de países que según la ONU están en desarrollo existe una gran jerarquización y muchas situaciones poco agraciadas y grandes injusticias sociales.
    El marco que se da en una red trófica natural tampoco es justo pero está equilibrado y a veces suele haber declive y dominancia de especies pero partiendo de una armonía que contempla una biodiversidad y que avanza evolutivamente hacia diferentes clímax naturales.
    A lo que yo me planteo si nos equiparamos a un ecosistema del cual hemos adquirido una dominancia extrema. Ninguna especie va a plantar cara al hombre para sobrevivir, apartando ciertas excepciones microbiológicas. ¿Que nos queda? Conservar unos pocos representantes de cada especie como un pálido reflejo de una diversidad pasada en un mundo monofilo del cual nos quedara lo que podamos mantener con nuestra propia tecnología para el sustento de nuestra propia existencia.
    Por ello muchas veces ese futuro negro que nubla mi vista converge con mí ideología social liberal que hace que hace que me estremezca con el sufrimiento ajeno, como por ejemplo el producido por el exilio político, pero es el sufrimiento de una especie culpable de su dominancia y entonces empieza la controversia.
    ¿Qué se debe anteponer el derecho social de una especie que domina de forma aplastante sobre la naturaleza o el derecho eco- sistémico de una armonía natural y biodiversa?
    No creo que exista un estereotipo de gente que domina al resto y que obliga a mantener injusticias sociales y declives medioambientales si no que es el propio poder el que crea a esa gente por eso muchas veces la única escapatoria es la burbuja social y humilde a pequeña escala que desde una perspectiva modesta de vida hacen una vida esperanzada y lucida.
    Porque si centras tus fuerzas en cambiar a gran escala realmente llegaras a una gran decepción y perdida de esperanza que hará que te sientas como una nausea más ante un gran vomito irreversible que terminara por salpicar a una sociedad ignorante y desesperanzada.

  2. .
  3. #2
    Usuario Verificado
    Fecha de ingreso
    29 sep 15
    Mensajes
    5
    País
    España
    C.Autónoma
    Comunidad de Madrid
    Universidad
    Universidad Autónoma de Barcelona (U. Autònoma de Barcelona)


    ¿Mensaje Útil? | No

    Predeterminado Respuesta: Repulsa moral

    Se puede decir más alto pero no más claro

  4. .
  5. #3
    Usuario Verificado Avatar de lovelockgaia
    Fecha de ingreso
    04 nov 15
    Mensajes
    7
    País
    España
    C.Autónoma
    Cataluña


    Mensaje Útil para 1 miembros de 1. ¿Mensaje Útil? | No

    Predeterminado Respuesta: Repulsa moral

    Gracias por tus palabras salidebuera

  6. .
+ Responder al Tema + Crear Nuevo Tema

Etiquetas de este tema

Permisos para publicar mensajes

  • Puedes crear nuevos temas
  • Puedes responder mensajes
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  

 
Sobre ForosAmbientales.com: Más en CienciasAmbientales.com: Otras Webs: