Desde hace unos años somos conscientes de que afrontamos una crisis social, económica y ambiental. ¿Tiene arreglo? Pues me gustaría pensar que sí. Pero quizá sería oportuno plantearse cómo será la vida después del crecimiento y qué tenemos que hacer para adaptarnos.
Las preguntas pueden ir en esta línea ¿Es posible volver a la normalidad? ¿Qué pasa si la economía normal de finales del siglo veinte, de aparentemente crecimiento infinito estaba anclada en una serie de condiciones que no se pueden perpetuar? Tal vez la "normalidad" se ha disipado y ha sido sustituida por una "nueva normalidad".
En este punto me planteo ¿tiene arreglo? ¿Queremos arreglar el modelo que nos ha traído hasta esta crisis? ¿Por qué no aprovechar para cambiarlo? Quizá sea el momento de concentrar nuestro esfuerzo en construir un futuro diferente, no deberíamos pararnos a escuchar cantos de sirena ni volver la mirada atrás.
En esta línea de reflexión os presento mi libro "Pero... ¿tiene arreglo?, que acabo de publicar con el objetivo de animar la conversación en cuestiones relacionadas con el desarrollo sostenible sobre las que el común de los mortales tenemos poca o muy poca información, casi siempre sesgada y, en muchas ocasiones, dirigida desde las campañas publicitarias de corporaciones multinacionales cuyo objetivo es hacernos consumir cada vez más sin que nos preocupemos de las consecuencias.
Espero que os guste.